REGIONAL

“Escondida fue una pésima negociación colectiva, muy mal llevada”

Como un fracaso califica Diego Hernández, presidente de la Sociedad Nacional de Minería (Sonami) y ex presidente de la División de Metales Base de BHP Billiton, entre 2004 y 2010, la negociación colectiva entre Escondida y su sindicato. Esto, luego de que el jueves pasado, en el día 43 de la huelga legal, los dirigentes de la mayor faena de cobre privada del mundo decidieran acogerse al Artículo 369 del Código Laboral, extendiendo la validez del contrato colectivo, que venció el 31 de enero pasado, por 18 meses más.

“El resultado de Escondida muestra el fracaso de esta negociación”, enfatiza el dirigente.

Hernández atribuye este resultado no sólo a los trabajadores, sino también a cómo la compañía condujo el proceso. “No se debe empezar una negociación colectiva midiendo fuerzas ni diciendo cuánto uno puede aguantar una huelga. Eso es un error (…). Esta fue una pésima negociación, muy mal llevada”, asevera.

El ex alto ejecutivo minero compara esta negociación con el proceso que lideró en 2006, cuando Escondida enfrentó una movilización de 26 días. “La huelga que hubo en Escondida es distinta a esta, porque en esa ocasión nunca se interrumpieron las conversaciones. Había reuniones tres o cuatro veces a la semana y había una intención al diálogo. Eso no se vio en este proceso de negociación colectiva”, comenta.

Pese a que no entiende la estrategia del sindicato de extender el contrato hasta septiembre de 2018, plantea que en el tiempo que se abre es necesario que las partes reflexionen y analicen qué hicieron mal. “Es necesario que la próxima negociación se enfrente con un espíritu distinto, de ganar-ganar, donde todos estén preocupados de sus intereses, pero también del futuro de la empresa”, enfatiza.

¿Qué opina de que al día 43 el sindicato se acogiera al Artículo 369?

El resultado de Escondida muestra el fracaso de esta negociación, porque finalmente y, luego de 43 días, no se llegó a un acuerdo. Se conversó poco, prácticamente no se negoció y los trabajadores y la empresa se mantuvieron mucho tiempo en sus posturas iniciales.

Entonces, ¿todos perdieron?

Perdieron todos: perdió la empresa, porque dejó de producir, lo que fue un perjuicio grande para la compañía. Perdieron los trabajadores, porque no ganaron nada después de 43 días de movilización, es decir, no recibirán sueldo y, además, comprometieron todos los bonos de desempeño del año, porque están conectados con indicadores anuales de desempeño y no mensuales, y esas metas no se van a recuperar. El gobierno también pierde, porque el 42% del costo que tuvo la huelga en Escondida -se calcula en US$ 883 millones- lo paga el Estado, porque son menos impuestos que recauda el Fisco, mientras que el 58% restante lo pagan los accionistas de Escondida.

¿A quién le quedó grande esta negociación: a Escondida o a su dirigencia sindical?

Les quedó grande a todos, porque fue un perder-perder para todos. Le quedó incluso grande al gobierno, que no fue capaz de controlar los actos de violencia. La señal que la empresa envió al detener proyectos que nada tienen que ver con la huelga, sencillamente porque no se podía trabajar, es un muy mal precedente.

¿Qué gana el sindicato al retrasar el tema hasta septiembre de 2018?

No gana nada, sólo mantener el contrato colectivo actual. Y por lo que hemos sabido, la propuesta de la empresa no es muy distinta al contrato colectivo actual. Tiene algunos matices, pero la esencia es la misma. Es difícil entender la estrategia de los trabajadores, de los dirigentes del sindicato y del asesor del sindicato. No lo entiendo.

Cuando se retome la negociación, ¿cree que los trabajadores podrán doblarle la mano a la empresa y obtener sus tres “puntos basales”?

Al contrario, estrechan ese espacio, porque no todos los trabajadores están de acuerdo con el resultado de esta negociación. Estoy seguro de que si se hace una votación secreta, la mayoría no estaría de acuerdo.

¿Qué deben hacer las partes para volver a negociar y sellar un acuerdo?

Ambas partes, empresa y trabajadores, tendrán 18 meses para reflexionar dónde se equivocaron, qué es lo que hicieron mal, de manera que la próxima negociación se enfrente con un espíritu distinto, un espíritu de ganar-ganar y donde todos estén preocupados de sus intereses, pero también del futuro de la empresa. En esta negociación no fue el caso, fue más bien como una guerra entre trabajadores y empresa y eso no se justifica, porque las condiciones que tienen los trabajadores son muy buenas. Ellos tienen el mejor contrato colectivo del país. Tampoco se justifica por el precio del cobre actual y por las condiciones que muestra el mercado. No tiene ninguna justificación.

¿Qué responsabilidad tiene la administración?

No se debe empezar una negociación colectiva midiendo fuerzas ni diciendo cuánto uno puede aguantar en la huelga. Creo que eso es un error, porque el objetivo de una negociación colectiva no es la huelga, el objetivo de la negociación colectiva es llegar a un acuerdo que sea ventajoso para ambas partes. Definitivamente, esta fue una pésima negociación colectiva, fue muy mal llevada.

¿La administración debió dar por finalizada la huelga cuando los trabajadores quemaron la carta?

La quema de la carta fue un acto irreflexivo, que buscó presionar a la empresa, pero no sirve, porque fue una declaración de guerra que no contribuye en nada. No sé si debió terminar ahí la negociación. Desde afuera es fácil dar opiniones, pero eso muestra que la dirigencia fue poco madura.

“Antes hubo disposición al diálogo”

Al comparar la negociación anterior (Escondida en 2006) con esta, ¿qué diferencias ve?

En esa oportunidad había voluntad de llegar a un acuerdo, pese a que la huelga duró 26 días. La huelga que hubo en Escondida es distinta a esta, porque en esa ocasión nunca se interrumpieron las conversaciones. Había reuniones tres o cuatro veces a la semana y había una intención al diálogo. Eso no se vio en este proceso de negociación colectiva. Acá hubo una postura completamente intransigente, suponiendo que le iban a doblar la mano a la empresa.

¿Y en la de Spence, en 2009?

Spence fue más parecida a esta huelga, porque el asesor es el mismo (el abogado Marcos López). En esa oportunidad, ellos fueron más intransigentes. Pero había una característica en Spence: ahí la edad promedio de los trabajadores era de 30 años, había mucha gente joven que no tenía experiencia en negociación colectiva, lo que hizo que los dirigentes manejaran mejor las bases. Incluso, se hizo una práctica antisindical de hacerlos firmar una letra por una cantidad apreciable de recursos para asegurar que no se produciría un descuelgue.

¿En esos procesos se planteó acogerse al Artículo 369?

Nunca. Eso nunca se planteó.

¿Conoce al abogado Marcos López? ¿Qué lo motiva a llegar a situaciones tan extremas…?

No lo conozco y nunca he conversado con él. Pero él era el asesor del sindicato en la huelga de Spence y usó tácticas parecidas a las que está utilizando ahora. El es un asesor importante, sobre todo en la Segunda Región, y quiere crearse esa reputación de que es el asesor de las huelgas más largas y más duras. Esa es la imagen que quiere crear.

¿Cree que se quiere convertir en el abogado laboral más temido por las empresas mineras?

Exactamente. Así como hoy existen abogados ambientalistas que son temidos, él es y lo seguirá siendo después de esta huelga, conocido como el duro entre los abogados que asesoran a los sindicatos.

“Mal precedente para la reforma laboral”

¿Escondida es hoy la avant premiere de la reforma laboral?

Es un mal precedente para la reforma laboral. Pero, por otro lado, esto hará que todos reflexionen. Tanto trabajadores, sindicatos y empresas verán la forma de evitar que esta situación se repita. Y me imagino que también esa reflexión la harán las autoridades, incluyendo la Dirección del Trabajo. Este es un mal resultado para todos, incluso para la futura reforma laboral.

¿Esto hace evidente que con la reforma habrá más conflictividad?

Claro. De partida, habrá mucha más judicialización y eso es un mal ingrediente para las negociaciones colectivas. La negociación colectiva tiene un ritmo distinto que un juicio y eso se mezcla ahora. La reforma laboral deja una serie de cabos sueltos y se usarán para ganar posiciones y presionar a la empresa. Por eso, ahora las negociaciones serán más complejas.

¿Y para las próximas negociaciones colectivas del sector? Vienen varios procesos en Codelco y la más grande será Collahuasi…

Es difícil de decir. Codelco es distinta, tiene dirigentes sindicales con más oficio y que entendieron cuál era la situación de la empresa. Codelco tiene una situación más compleja, por eso hicieron negociaciones con contratos colectivos con plazos menores (dos años en Chuquicamata), pero fue porque se entendió cuál era la coyuntura y eso parece que no se entendió en Escondida. Y en Collahuasi, hay que ver lo que pasará.

La Tercera

Trabajadores de Escondida dan por finalizada la huelga tras 43 días.

Los trabajadores de Minera Escondida dieron por finalizada la huelga legal que protagonizaron por 43 días, en el merco de la negociación colectiva con la compañía.

El Sindicato N°1, que agrupo a uno 2.500 trabajadores, decidió concluir la movilización, tras el apoyo de las bases, y acogerse al artículo 369 del Código del Trabajo.

Al extender el contrato colectivo vigente, los trabajadores no obtendrán el bono de $11,5 millones que ofreció la compañía, ni un reajuste salarial. Inicialmente éstos solicitaron un bono de $25 millones y un reajuste de 7%.

De esta manera, la próxima negociación colectiva entre los trabajadores y la compañía -controlada por BHP Billiton- se dará dentro de 18 meses, con la reforma laboral en vigor, que impide el reemplazo en huelga y establece pisos mínimos de negociación, entre otros aspectos.

De esta manera, la próxima negociación colectiva entre los trabajadores y la compañía -controlada por BHP Billiton- se dará dentro de 18 meses, con la reforma laboral en vigor, que impide el reemplazo en huelga y establece pisos mínimos de negociación, entre otros aspectos.

“En consecuencia, se ha decidido dar aplicación a la facultad prevista en el artículo 369 del Código del Trabajo, la que se comunicará sólo el día de mañana, para eventualmente tomar funciones el 25 de marzo de 2017, en tanto el Sindicato ha declarado el día de hoy como el de “la dignidad minera”, programando actividades de festejos con los trabajadores en nuestro campamento de huelga”, expresó el sindicato en un comunicado.

Más temprano, Minera Escondida junto con haber dado por finalizadas las conversaciones, indicó que ante la posibilidad de que el Sindicato N°1 solicite la aplicación del artículo 369 del Código del Trabajo, “evaluará su estrategia operacional y productiva y ajustará sus planes de corto y mediano plazo, ya que este hecho plantea cambios significativos para las condiciones actuales de la operación”.

La organización finalmente indicó que “sólo nos resta agradecer y valorar a todos los socios de este gran Sindicato, que han protagonizado la lucha sindical más importante del país de las últimas décadas y orgullosos de ello, esperamos que sirva de ejemplo a todos los trabajadores de nuestra Patria”.

Fuente: Emol.com

Nueva oferta es rechazada por dirigencia sindical de Escondida

Una respuesta negativa dio la dirigencia del sindicato de Minera Escondida, que mantiene una huelga desde mediados de febrero, a la última oferta de la compañía y que, entre otros puntos, eleva el bono de término de negociación (BTN) de $ 8 millones a $ 11,5 millones.

La directiva del sindicato acusó que la propuesta “mantiene los graves perjuicios” que los llevaron a ir a la huelga, apuntando a los denominados 3 puntos basales que han levantado y que mientras no se cambien de la propuesta de la administración no hay opción siquiera de sentarse a negociar.

“Salvo el aumento de los bonos por única vez, que aumentan de $ 8 millones a $ 11,5 millones, y un par de puntos modificados, esta nueva oferta mantiene los graves perjuicios que nos obligaron a hacer efectiva la huelga”, dijo la directiva del sindicato que agrupa a unas 2.500 personas.

El sindicato ha señalado que se mantendrán en huelga “hasta las últimas consecuencias” y que podrían llegar a 60 o 90 días en esa condición. Para ello se han preparado, incorporando elementos inéditos para una huelga como un convenio con una cooperativa que les ha prestado recursos para paliar los efectos de no recibir los salarios, además de establecer un millonario fondo de contingencia. Según los dirigentes, el perjuicio mensual respecto de esta oferta llega a los $ 350 mil mensuales por trabajador.

“Es indignante que la empresa siga con su discurso que éste seguirá siendo el mejor contrato colectivo de la industria, sin reconocer el enorme retroceso que pretenden. Sólo en renta variable de los bonos, el cálculo arroja una pérdida promedio mensual de $280.000”, puntualizaron, asegurando que a esto se suma la pérdida del bono de registro de asistencia, que alcanza a $ 55 mil por mes.

Otros de los perjuicios que acusan es la eliminación del Comité de Salud. A ello se le suma la desaparición del sistema de salud privado que ofrece la compañía, Medimel, que entre otros aspectos asegura una cobertura de 100% sin copago para las prestaciones. El viernes, Minera Escondida presentó ante la Dirección del Trabajo de Antofagasta una “oferta de cierre”, que mejora las condiciones propuestas a los trabajadores el 26 de enero, otorgándoles un bono de término de negociación de $11,5 millones por trabajador, además de reajustar los salarios por IPC. El plazo ofrecido del nuevo convenio es de 42 meses. La empresa también decidió aceptar la invitación a sentarse a negociar que hiciera este sábado la directiva del sindicato, reunión que se realizaría el lunes. La huelga de Escondida lleva 38 días.

La Tercera

Sube tensión en huelga de Escondida: minera no descarta cerrar operaciones

Un aniversario número 26 agrio fue el que celebró ayer Minera Escondida. La huelga que lleva adelante su Sindicato N°1 de Trabajadores -la cual cumple hoy 35 días- tomó un giro radical e impensado, luego que sus dirigentes quemaran en asamblea la invitación de la compañía para retomar la mesa de negociación.

La escena -cuyas fotografías fueron difundidas ampliamente por la organización sindical- cayeron muy mal en la administración de la minera que ayer, luego de analizar durante toda la mañana la situación, decidió llamar a una conferencia de prensa para manifestar su posición ante los hechos y explicar el cambio que desde ahora asumirá en esta negociación.

Y fue el propio presidente de la compañía minera, Marcelo Castillo, quien -por primera vez en esta negociación y desde que asumiera su puesto en julio del año pasado- salió a enfrentar los micrófonos.

Sin diálogo

Tras un extenso resumen de los hitos que vienen marcando este proceso y de destacar “los permanentes esfuerzos” por instaurar el diálogo, Castillo comenzó a delinear el giro que pretenden dar al actual estado de cosas.

“Recibimos una respuesta dura a nuestra invitación, que raya en el límite de la tolerancia en este proceso de respeto mutuo que hemos tratado de mantener durante este proceso. Incendiaron nuestra invitación al diálogo delante de todos nuestros trabajadores como una señal clara de no querer avanzar en este proceso de negociación”, partió acusando Castillo.

Según el máximo ejecutivo de la minera, este episodio marcará un quiebre en la actitud de la compañía. “Ante la negativa a avanzar en las conversaciones, nosotros vamos a avanzar en la búsqueda de volver a operar”.

Inversión

Tal como ya lo había esbozado hace unos días a este Diario el vicepresidente de Asuntos Corporativos de la minera, Patricio Vilaplana, la prioridad será retomar los proyectos estratégicos en construcción: Escondida Water Supply (segunda desaladora) y la expansión de la planta concentradora Los Colorados, que entre ambos suman una inversión cercana a los US$3.700 millones.

Ambas iniciativas están detenidas debido al bloqueo que mantienen los huelguistas tanto en faena como en el ingreso a Puerto Coloso.

Es más, fuentes de la empresa confirmaron que este lunes a las 8 horas nuevamente se presentaron los buses de trabajadores contratistas en Coloso para intentar retomar sus labores, acción que fue impedida por los trabajadores en huelga que permanecen en el lugar.

Normativa

De la misma forma, Castillo adelantó que en una segunda etapa intentarán realizar mantenciones en distintas áreas de trabajo.

“Una vez que logremos eso, buscaremos restablecer las operaciones, ojalá con nuestros trabajadores y si no, utilizaremos las alternativas que nos faculta la ley para hacer lo que mejor hacemos, que es producir cobre con seguridad”, sostuvo.

Sin embargo, las intenciones de la empresa en torno a retomar paulatinamente su producción seguramente encontrarán la resistencia de los trabajadores en huelga.

En ese escenario, la utilización de la fuerza pública parece inminente.

“La petición de apoyo a Carabineros por nuestra parte siempre ha estado, seguimos esperando una respuesta. No obstante, creemos que dialogando con nuestros trabajadores y buscando un acercamiento es factible la posibilidad de entrar a nuestros puntos de trabajo”.

Respecto de los plazos para comenzar a ejecutar este proceso, adelantó que hoy a primera hora intentarían entrar a Puerto Coloso para retomar la construcción de la planta desaladora. “Si no es posible, volveremos a intentarlo al día siguiente. Si tenemos el apoyo de Carabineros, bienvenido sea”, dijo.

Los cálculos indican que en estos 35 días de huelga, Minera Escondida dejó de producir unas 103 mil toneladas de cobre, situación que -a esta altura del año fiscal- le haría imposible cumplir la meta de producción fijada para el periodo, que alcanzaba 1 millón 70 mil toneladas.

Lock out

Pero la situación en Minera Escondida podría seguir empeorando. De no prosperar la estrategia de la empresa en torno a reactivar sus proyectos y la producción, Castillo reconoció que podrían utilizar el lock out o “cierre patronal”.

“Este proceso ha ido escalando y seguirá así. Vamos a intentar recuperar nuestros proyectos, después intentaremos desarrollar nuestras mantenciones y luego trataremos de operar. Si no tenemos acceso a nuestros puntos de operación, si continúan los bloqueos de manera violenta y no podemos generar un ambiente seguro de trabajo y no podemos ejercer el reemplazo, entonces el lock out sí es una alternativa viable de escalamiento, si es que no podemos desarrollar nuestro negocio”, advirtió.

El lock out o “cierre patronal” es una alternativa que entrega la legislación nacional al empleador para cerrar total o parcialmente su empresa por el tiempo que estime conveniente.

Mercurio Antofagasta

Minera Escondida prepara nueva oferta a trabajadores que están en huelga desde hace un mes

Minera Escondida está preparando una nueva oferta para reanudar la negociación con los trabajadores que están en huelga desde hace un mes.

Según informó a Bloomberg Patricio Vilaplana, vicepresidente de asuntos corporativos de la compañía, la oferta incluye mejoras en varias áreas que según el sindicato son esenciales para reanudar las negociaciones.

Aunque no dio detalles, el ejecutivo adelantó que la propuesta contiene nuevas propuestas sobre diez temas dentro del contrato, entre ellos los tres que el líder del sindicato describió como fundamentales.

“Queremos sentarnos a hablar y presentar una nueva oferta. Obviamente, esta nueva solución trae algunas propuestas mejoradas”, aseguró Vilaplana.

Pero afirmó: “Hay nuevas propuestas, nuevos ajustes, cosas que nos pueden acercar. Pero eso no significa que vamos a dejar nuestras billeteras bien abiertas”.

La huelga en Chile, que lleva un mes, coincide con una paralización de las exportaciones de concentrado de la segunda mina de cobre más grande del mundo en Indonesia, lo cual afecta la oferta global y está reforzando los precios en la Bolsa de Metales de Londres.

En otra interrupción provocada este viernes, los trabajadores de una mina de Freeport-McMoRan en Perú iniciaron una huelga por tiempo indefinido, tras el fracaso de las negociaciones salariales.

Las negociaciones salariales en Escondida están estancadas hace casi tres semanas. El sindicato, que representa al 95% de los operadores y trabajadores de mantenimiento de Escondida, afirmó que sólo volverá a la mesa de negociación si la administración no recorta beneficios actuales o aumenta las horas de trabajo y si no diferencia entre trabajadores antiguos y nuevos.

Opciones

En 2013, BHP pagó a los trabajadores una bonificación de $23 millones (US$34.500) para terminar un conflicto, considerado el mayor de este tipo en la historia de Chile en aquel entonces. En las negociaciones actuales, los trabajadores exigieron una bonificación de $25 millones y un aumento salarial del 7%, mientras que la empresa ofreció una bonificación de $8 millones sin aumentos.

La huelga transita su trigésimo día, y ahora la empresa puede realizar ofertas individuales legalmente. Si bien la administración preferiría presentar un contrato colectivo, siempre está la opción de contratos individuales, dijo Vilaplana. Según la ley, si más del 50% de los huelguistas acepta ofertas individuales, la interrupción debe cesar.

A esta altura, además, la empresa puede reanudar la producción y reemplazar a los huelguistas con contratistas o sus propios trabajadores. Los mineros de Escondida se oponen vigorosamente a esto. Unos 1.100 de ellos acampan en la entrada de la mina, en el desierto de Atacama, a 3.100 metros sobre el nivel del mar. Hacen turnos de tres a cuatro horas para vigilar los seis puntos de acceso y están determinados a impedir la entrada de cualquier persona. Contratistas y trabajadores de servicios mínimos tuvieron problemas para entrar o salir de la mina.

Fuente: Emol.com

Paralización de Escondida se encamina a ser la más cara de la historia

huelga-820x385Tras 26 días de huelga, la movilización en Escondida ya se convirtió en la más extensa que haya afectado al yacimiento de la minera controlada por BHP Billiton, superando las 25 jornadas que duró la movilización de los trabajadores en 2006.

Sin embargo, la huelga está a días de convertirse en la movilización más cara ocurrida en el país. Así lo revelan datos de FX One, consultora liderada por el ex subsecretario de Hacienda Tomás Flores, quien señala que al completar la jornada 32 de movilización (próximo domingo), la huelga en Escondida será la de mayor costo de la historia.

De acuerdo con el análisis obtenido a partir de datos de Cochilco, en 2006 Escondida produjo alrededor de 104,8 mil toneladas en julio de ese año, mes previo al inicio de las movilizaciones. De esta forma, la producción diaria durante ese mes fue de cerca de 3,38 mil toneladas. La proyección apunta que a partir de esos datos se puede estimar que la paralización de 25 días que se dio entre agosto y septiembre de ese año provocó una menor producción por 84,51 mil toneladas, que con un precio promedio de US$ 3,9 la libra implicó una pérdida de US$ 650 millones.

En esta ocasión, a pesar de que se supera el número de días de paralización, las condiciones de mercado hacen que el costo de la huelga sea inferior. De acuerdo a estimaciones de FX One al día 25 de la actual huelga, el costo estaría cercano a los US$ 544 millones, faltando US$ 106 millones para igualar la movilización de 2006.

El análisis de la consultora liderada por Flores concluye que, en definitiva, el 12 de marzo próximo , la movilización habrá superado las pérdidas obtenidas en 2006.

Efectos

Para Juan Carlos Guajardo, director ejecutivo de Plusmining, la huelga, además, tendría otro efecto. “Los impactos para el país van a seguir aumentando. Apostaría que por cada peso menos que genera Escondida, hay otros 2,4 pesos menos de producto que se pierde por esta paralización”, sostuvo.

Guajardo señaló que las perspectivas de la huelga no son alentadoras, considerando el escenario actual, donde las partes se han sentado en una mesa solo una vez desde el inicio de la movilización. A eso se suma una radical diferencia de posturas. “Hay una diferencia de perspectivas. La empresa ve una situación deteriorada hacia adelante en términos de cómo van a ser las variables operativas de la mina. Los trabajadores, da la sensación de que ven una cosa diferente. Mientras haya una diferencia tan grande, va a ser complicado un acercamiento”, sostuvo.

Respecto de las proyecciones de merma en la producción de Escondida, Guajardo señala que la estimación de Plusmining es de una pérdida de “alrededor de 90 mil toneladas de cobre menos en un mes, y al parecer se va a completar ese mes. Ahora, si se sobrepasa ese umbral del mes entraríamos a otras cifras, y el impacto desde el punto de vista productivo del mercado del cobre va a generar más presión a la baja de la disponibilidad”, comentó.

La tercera

Intendente Molina llama a la “cordura” en conflicto de Escondida

file_20170116090530El intendente Arturo Molina (DC) habló ayer por primera vez sobre el conflicto laboral en Minera Escondida y llamó a las partes a actuar con cordura para resolver la huelga que ya cumple 17 días.

“Nosotros no podemos intervenir en temas privados, pero lo que sí podemos hacer es facilitar todos los instrumentos que estén a nuestro alcance para ayudar a solucionar el problema”, declaró Molina.

En este sentido, el jefe regional manifestó que como gobierno han puesto a disposición de ambas partes las instituciones correspondientes a través de la Dirección del Trabajo.

La paralización es observada con detención desde distintos puntos del mundo, dada las consecuencias económicas que provocaría.

Esto último podría afectar fuertemente el Indicador Mensual de Actividad Económica (Imacec) de febrero.

Respecto al conflicto, Molina expresó que “no hay que dramatizar mucho el tema de la negociación colectiva porque es un acto legal que se está haciendo y he visto que ambas partes han puesto en la mesa voluntades y el tratamiento es así”.

Una de las grandes incógnitas es el tiempo que pueda prolongarse la movilización, más aún cuando las negociaciones entre Minera Escondida y el Sindicato N°1 de Trabajadores están en un punto muerto.

Fondo

Los dirigentes sindicales han expresado que “el conflicto podría extenderse por más de dos meses si continúa el estancamiento en las negociaciones salariales gracias, en parte, a un acuerdo con la cooperativa de crédito Lautaro Rosas”.

Según informa Bloomberg, el sindicato cuenta con un fondo de contingencia de aproximadamente US$1 millón para cubrir los costos de la huelga.

Según lo informado por el sindicato por cada día que la faena está inactiva la compañía deja de percibir como ingresos cerca de US$20 millones, por lo que si es calculado en los 17 días que ya suma el conflicto, provocaría pérdidas por cerca de los US$340 millones.

Respecto a estos perjuicios, el vicepresidente de Asuntos Corporativos Minera Escondida, Patricio Vilaplana, declaró ayer a Radio Cooperativa que la empresa tiene “conciencia del impacto” que puede tener la huelga.

Asimismo, enfatizó que como compañía están “disponibles a seguir negociando”.

“La disposición está. El piso no puede ser igual al contrato anterior. La empresa no es la misma de hace cuatro años y la situación del país tampoco. Tenemos que hacer adecuaciones al convenio”, manifestó Vilaplana.

En tanto, desde el Sindicato N° 1, su vocero Carlos Allendes se refirió a la negativa de la empresa al pago de la gratificación legal del 2016, anunciando que “tomarán las acciones legales correspondientes”.

Mercurio Calama

Codelco debe seguir aumentando su financiamiento

IMG-20170215-WA0000El devenir de Codelco, siempre ha estado ligado al desempeño de sus trabajadores, quienes han sido el pilar del negocio minero que ha entregado al estado desde su creación más de US$ 100.000 millones. Por lo mismo, estamos conscientes que para nosotros no hay discusión, la corporación es el mejor negocio para Chile y debe ser 100% estatal, dejando de lado los intereses mezquinos de algunos que quieren llevarse el negocio que ha permitido contribuir a mejorar la calidad de vida de la clase social más vulnerable de nuestro país.

Culminando el año recién pasado, y bajo una presión tensa de los trabajadores de Codelco, quienes estuvimos ad portas de un paro nacional, el gobierno se comprometió y según respalda el diario oficial del 27 de enero del presente año traspasar recursos provenientes de la aplicación de la Ley Reservada del Cobre al tesoro público, por medio de la ley N° 20.989 de hasta US$475 millones, que se suma a los US$ 500 millones de la ley N° 20.790 de capitalización, que se aprobó en 2014 para financiar proyectos estructurales de la minera estatal.

De esta manera, comenzamos este 2017, con algo de tranquilidad porque por un lado, asumimos que los proyectos estructurales, de los cuales varios han sufrido importantes retrasos se verán inyectados para poder cumplir con parte de su planificación, que para nosotros es indispensable se hagan en tiempos acodados para cumplir con los planes de producción. Pero por otro lado, y considerando que la corporación requiere poco menos de US$20 mil millones para financiar sus proyectos, creemos que se deben redoblar esfuerzos para conseguir los recursos para dar viabilidad al negocio por los próximos 100 años.

Creemos que hemos avanzado en algo, pero lamentamos que los gobiernos independientes de sus colores políticos no hayan dado la importancia a la empresa en el momento adecuado. El año recién pasado, al conmemorar el aniversario 45 de la nacionalización del cobre, que ahora también se llama el día de la dignidad y solidaridad nacional. Me tocó dar el discurso por parte de la FTC en representación de los cerca de 15.000 Trabajadores y trabajadoras de la corporación, fué en esa instancia donde, exprese el clamor de quienes en la entrañas de la tierra buscan lo mejor para nuestro país. El mensaje fue claro “hace 45 años teníamos el 100% de la producción y hoy sólo el 30%. Que la crisis del cobre existe pero la verdadera crisis de Codelco es estructural por no haber invertido correctamente y sólo haber inyectado en estos últimos 20 años sólo el 10% mientras que las trasnacionales lo hacen en un 40%. Por último criticamos que es inaceptable, que la empresa se endeudase por más de US$10 mil millones, mientras que la ley reservada cuenta con un fondo US$ 6 mil millones, por eso exigimos Derogar la Ley Reservada del Cobre” y una ley de capitalización que se haga cargo del futuro de la empresa.

Siento que ese 11 de julio dejamos claro por una parte, que no somos indiferentes sobre el futuro de nuestra empresa y por otro lado, que estamos igual o mejor capacitados que quienes dirigen la corporación para aportar con propuestas desde el conocimiento y por sobre todo con el compromiso de los trabajadores, para seguir engrandeciendo a Codelco y resituarla en los lugares de donde jamás tuvo que salir.

Si en estos últimos 40 años, los aportes de capital entregados a la minera por parte del estado sumaron US$ 10.112 millones. O sea apenas el 10% del total de los excedentes, debemos seguir bregando para que Codelco sea la prioridad para el estado y reciba los recursos que necesita para seguir entregando, que aunque digan que sea repititivo, en cada libra de cobre escuelas, hospitales y bienestar para los chilenos más vulnerables.

 

Por: Héctor Roco

Codelco busca generar alianzas para construir planta desaladora

25_01_17_pag_04-1440-b7a631La operación minera requiere día a día optimizar sus costos, reducir sus gastos y generar planes de innovación y tecnología que permitan su rentabilidad futura.

Una de las claves para su desarrollo productivo, es la correcta utilización del agua, elemento indispensable para la gestión de la minería nacional.

En las últimas décadas el uso del vital elemento varió considerablemente. La sequía que afecta a gran parte del país y el agotamiento de los recursos hídricos, impulsó con fuerza la necesidad de generar plantas de desalinización de agua proveniente del mar.

Es en este contexto que Codelco invita a empresas y consorcios locales y extranjeros para que participen en una licitación pública para suministrar agua desalada a sus operaciones mineras ubicadas en la Región de Antofagasta.

“Con este proceso se busca alcanzar un acuerdo con una empresa o consorcio capaz de construir, operar, mantener y financiar la planta para suministrar agua desalada a precios competitivos y de forma confiable, bajo un esquema tipo ‘BOOT’. Ésta es una modalidad de contrato según la cual la empresa o consorcio adjudicado se compromete a edificar las obras, gestionar los activos y, después de un período de tiempo, transferirlos a la compañía mandante, en este caso, a Codelco”, detalla la invitación cursada por la Corporación del Cobre.

Según se explicó, este proyecto favorecerá las operaciones que la empresa mantiene en la región, principalmente en la Provincia El Loa.

Capacidades

Entre los detalles descritos, se explica que el alcance técnico del proyecto permitirá favorecer a Codelco, disponiendo de una capacidad inicial de 630 litros por segundo (l/s), para llegar a una capacidad total de 1.680 l/s.

Con respecto al proyecto y su construcción, la empresa adjudicada deberá implementar obras marítimas, además de la planta desaladora y una tubería de transporte de agua. Esta tendría un largo aproximado de 160 kilómetros. Por último se espera la construcción de un sistema de impulsión de agua y una planta de electricidad que pueda sustentar completamente el sistema.

Las tareas de captación de oferentes se realizará a través de la empresa Asset Chile S.A. quien será el asesor financiero y responsable de la coordinación del proceso, para encontrar a un actor o consorcio de clase mundial con experiencia en este tipo de proyectos.

Desalinización

El proceso de desalinización no es nuevo en el país. Según estudios recientes, en Chile existen actualmente once centros mineros que utilizan este sistema de procesamiento de agua de mar. De ellos la mayoría se encuentran en la Región de Antofagasta, seguida por la Región de Atacama.

Si bien la industria del cobre es una de las más favorecidas con este proceso, también existe una planta desaladora para la producción de hierro, perteneciente a CAP.

Dos de los grandes desafíos que presentan estos proyectos, es, por un lado, la altura en la que se encuentran las mineras -sobre 2.100 msnm- y por otro la lejanía con las costas del país -la mayoría a más de 120 km- lo implica grandes inversiones.

Mercurio Calama

“La baja del cobre fue más profunda y prolongada de lo que esperábamos”

ministra-de-mineriaEl 2016 será recordado como un mal año para la minería nacional. El bajo precio del cobre, sumado a la disminución de las leyes de mineral, terminaron por generar pérdidas y menores ingresos por producción.

La caída del metal rojo afectó principalmente a Codelco, que tiene cuatro de sus divisiones más importantes establecidas en la zona. Este deterioro se traspasó directamente al sector industrial y comercial de la comuna, que ya había sentido la merma desde fines de 2014. Este clima de incertidumbre y falta de nuevos proyectos genera un profundo estancamiento económico, que se traduce en desempleo, déficit en el comercio local y caída del mercado inmobiliario.

Si bien el inicio de año trajo consigo una mejora y estabilidad en el precio del cobre, llegando en la jornada de ayer incluso a US$2,6 centavos la libra, esto no compensa la situación actual, que definitivamente requiere una mirada de urgencia.

Este es el concepto que hoy instala el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, que apuesta por planes y modificación a leyes esenciales, como la Ley Reservada del Cobre o la capitalización de recursos, como los US$975 millones traspasado a Codelco a fines del 2016.

Esta también es la mirada de la ministra de Minería, Aurora Williams, quien conversó con El Mercurio de Calama entregando su visión sobre el año recién pasado y la proyección del 2017.

– ¿Cuál es la evaluación del ministerio sobre lo ocurrido el 2016, principalmente en la Región y la comuna de Calama?

– Creo que uno de los grandes avances del 2016 en la zona es Chuquicamata Subterránea, como proyecto estructural de Codelco. Es un proyecto que ha tenido un avance en el tiempo y que fue revaluado en costos, significando para nosotros poder considerar una modificación en la ley reservada del cobre. Otro de los proyectos emblemáticos fue la puesta en marcha de la División Ministro Hales, que ya se encuentra en plena operación y con producción. Por otra parte tenemos Sulfuros en Radomiro Tomic, que avanzó en etapas y que se encuentra con destinación de recursos, pero que deben ser definidos dentro de la institucionalidad que corresponda.

– Pese a estos proyectos, que son de largo plazo, el impacto por la baja del precio del cobre tuvo un impacto negativo en la zona y el país

– Efectivamente el 2016 fue un año de bajo precio con una baja que fue más profunda y prolongada de lo que esperábamos. Sin embargo, a fines de 2016 tuvimos un mejor precio que fue marcado por la elección en EE.UU. y que se mantuvo. Hoy estamos viendo condiciones de mercado más estables que permiten distanciarnos un poco más de la proyección que teníamos para el 2017 de US$2,20.

– No sólo la gran minería se ve afectada con estas bajas. ¿Que destino tiene la pequeña y mediana minería de la región ante estos escenarios?

– La verdad es que estamos trabajando en mejorar las condiciones para ellos. Se está trabajando en la ley de sustentación, que ya fue presentada al Congreso. Principalmente por la fuerte presencia de pequeños y medianos mineros que tenemos en Tal Tal y Tocopilla. En Calama estamos abocados a resolver un problema particular con un privado, dado el cierre de un poder de compra. Estamos trabajando en una ley permanente para 2017. Además debemos concretar este año el reglamento de seguridad minera. Este se compone de más de 600 artículos y viene a separar y diferenciar a la pequeña de la mediana minería.

– Aquí también se instala el tema litio

– Sí. Para la región y principalmente para la Provincia El Loa, es clave la modificación del contrato de Corfo y Rockwood para la producción de litio. Hoy se puede hablar de un estándar nacional de litio que sin duda beneficia a la región y la provincia, ya que el proyecto se encuentra en San Pedro de Atacama. De forma paralela se estableció un convenio con los pueblos atacameños, quienes podrán recibir beneficios de este proceso, generando investigación y la obtención de recursos a través del Royalty.

No hay reactivación

– ¿Qué se le puede decir a la gente de Calama que hoy no ve una reactivación en la minería?

– Es importante señalar que tenemos mejores expectativas de mercado. Esto se traduce en mejor proyección del precio. También la gran minería de Chile tiene que ser de largo plazo. Que no vivamos en virtud del precio del cobre. Hoy vivimos un ciclo que genera repercusiones en todos los sectores y esto tiene efectos multiplicativos en las economías locales. Eso es lo que ocurre hoy con muchas zonas de la región.

– ¿Pero cómo se traspasa esto al habitante de la zona que tal vez no comparta una visión de tan largo plazo?

– La verdad es que no hay que perder de vista que Chile es un país minero y va a continuar siéndolo. Nuestras ventajas competitivas están dadas en la minería. Chile es un país que tiene amplias reservas de cobre y también de litio, renio y molibdeno. Lo que efectivamente hace que este sector sea pilar del país. Desde este punto de vista en particular para la comuna de Calama es fundamental el apoyo de Codelco a través de aportes de capitalización y una modificación en la ley reservada de cobre, que en la práctica permita la viabilidad de los proyectos estructurales en una zona donde Codelco es fundamental.

– Desde este punto de vista. ¿Cuál es el compromiso del Gobierno con Calama?

– Gestar nuevas formas de proyectos. Que conviertan el valor del cobre en sólo un elemento externo. Es clave avanzar hacia un proceso de I+D (investigación y desarrollo). Es relevante para todos mirar la proyección de la minería. tenemos una cartera para los próximos 10 años, con 39 proyectos mineros con metodología desarrollada por Cochilco. Nuestra principal aspiración es que se atraigan proyectos que se han perdido. Hay que tener visión de largo plazo.

– ¿Cuál es el gran desafío, pensando en esta visión de largo plazo?

-Para nosotros uno de los desafíos es trabajar en conjunto con otras carteras de Gobierno a fin de acotar los temas darles una mirada más extensa y profunda en el tiempo. Generando soluciones que nos contribuyan a todos los que conformamos este país. junto al ministerio de Economía se generó una alianza de crecimiento aprovechar el aprendizaje de todos estos último años. Tenemos que procurar desarrollo con costos administrables en cualquier época y ciclo del precio del cobre. Para ello, reitero, es clave la incorporación de innovación y tecnología. Sólo así podremos dar un salto en los costos y tener esta volatilidad en los precios que a la larga generan inestabilidad en la economía y por sobre todo en las personas.

Mercurio Calama

CARILLÓN ONLINE
PROGRAMACIÓN
CONTACTO
Av. Central Sur 2091, Villa Ayquina, Calama
(055) 2 335 191 - 2 335 199
contacto@radiocarillon.cl
ECONOMÍA
PRECIO DEL COBRE