Dirigentes condicionan el rediseño a resolver antes el tema dotacional

Resolver los temas dotacionales y establecer las condiciones que aseguren la empleabilidad de los trabajadores, son las principales condiciones que los dirigentes de Chuquicamata exigen a la administración de Codelco, para iniciar el trabajo de rediseño de la centenaria minera estatal. Cuprera que en paralelo enfrenta el desafío de transitar de una operación de rajo abierto a una mina subterránea.

El área más crítica

El dirigente del sindicato Minero, Gilberto Cordero, opinó que la dirigencia no puede abstraerse de los cambios que necesita Chuquicamata y si bien tienen la “voluntad de revisar y hacer los ajustes necesarios”, advirtió que “la empleabilidad no está en juego, queremos un rediseño, pero considerando a los trabajadores y en eso no vamos a transar”.

Cordero dijo además que junto con resguardar el empleo, quieren trabajar en favor de la productividad, “estableciendo un vínculo en que ambas cosas vayan de la mano, porque la solución no es dejar a los viejos sin pega. Por eso insisto en que el rediseño debe ir acompañado de empleabilidad y producción”.

Consultado sobre cuál cree que es el área más compleja de abordar en el rediseño, el directivo dijo que “en algún minuto tendremos que definir qué pasará con la mina Chuquicamata que es el punto, a mi juicio, más delicado de tratar, porque Chuqui irá bajando potentemente su plan de negocio en los próximos años y a medida que el rajo vaya cerrando la disminución de personas será importante”, vaticinó.

“El área más critica es la mina Chuquicamata en todo su concepto, es ahí donde está el centro de atención de la dirigencia, el cambio nos dejará expuestos y tendremos muchas dificultades, porque está la gente de mantención y operación mina, estamos hablando casi de mil trabajadores en sus áreas principales, por eso creo que lo primero es conversar y agotar todas las instancias de reubicación, movilidad y reconversión, básicamente de empleabilidad”, analizó.

Definir la dotación

Para el dirigente del sindicato de trabajadores N°3, Miguel López, cualquier plan que la minera desarrolle para proyectar su futuro, como el mencionado rediseño, tiene que partir de la definición de las dotaciones y la contratación de los trabajadores bajo los requerimientos actuales de las distintas áreas de la empresa.

“El rediseño se tiene que hacer a partir de ahora y no viendo las dotaciones que necesitaremos el año 2019 o 2020. Hoy necesitamos tener los actuales puestos de trabajo ocupados, de tal manera de tener la matriz de cargos de los roles B en línea y con trabajadores contratados indefinidamente, porque lo que está haciendo Codelco es traer el año 2019 al 2017”, observó.

López, continuó señalando que “para iniciar una conversación sobre el rediseño, seria y responsable, que es lo que necesita Chuquicamata, tenemos que efectivamente resguardar la empleabilidad, pero no a cualquier costo, porque no sabemos qué pasará mañana ni el año 2018 o 2019 (…) para iniciar este proceso tenemos que empezar con un equipo complemente compacto, homogéneo y acordado, porque no podemos entrar a rediseñar si no tenemos sentadas las bases firmes respecto de la dotación, queremos que los cargos vacantes estén todos ocupados y por personas indefinidas, para desde ahí pensar en un muy buen rediseño”, dijo.

El también consejero nacional de la Federación, explicó que la política de la empresa de contratar solo plazos fijos, que la dirigencia condena, tiene “entrampados” a los trabajadores, pues “son contratados por seis meses, periodo en que los antiguos, junto con sus obligaciones originales, los tienen que preparar, solo para que una vez que cumplen un año Codelco los mande tres meses afuera”. Area donde muchas veces llega en reemplazo “un cabro nuevo y así esto no termina nunca”, criticó.

Trabajadores expertos

Respecto del proceso de rediseño, el presidente del sindicato de trabajadores N°1, Héctor Roco, expresó que “es una oportunidad para ‘limpiar la mesa’ respecto de los concursos y ascensos, porque tenemos que hacer un balance dotacional y en eso se ha estado trabajando, y ahora viene la etapa de rediseño, que es el futuro de Chuquicamata, que nos permitirá proyectarnos y hay que generar oportunidades de desarrollo que vayan en el sentido de trabajar en la mina subterránea”.

En este contexto, el dirigente valoró las cualidades laborales que poseen los trabajadores de Chuquicamata. “Tenemos la infraestructura, las dotaciones y a nuestros viejos que son súper especializados y en muchas materias, trabajadores que en el mercado no tenemos tantos. Entonces, la mina subterránea también requiere de nuestro personal capacitado y calificado, con amplio conocimiento para prestar servicios que son relevantes, creo que comparativamente con el mercado ganaremos plata”, aseguró.

Roco dijo además que hay áreas, dentro de la actual operación, que seguirán “estrechamente ligadas a la subterránea”, como, por ejemplo, las de servicios y suministros, mantenimiento de equipos mineros, “quienes jugarán un rol importante en la mina subterránea”, anticipó.

En lo relativo al tono de la discusión del rediseño que deben sostener con la administración, el vicepresidente de la Federación dijo que en la estatal “falta una visión de negocio que compatibilice los intereses de todos los actores, nuestra visión es que debemos aprovechar los conocimientos que tenemos los trabajadores roles B, porque eso además nos generará empleabilidad. Por eso queremos participación en las decisiones que nos afectan principalmente, para influir. Creo que, independiente de las distintas miradas, todos queremos que nos vaya bien y este negocio permanezca por muchos años más”.

Reconversión total

Igualmente preocupado de la empleabilidad está el presidente del sindicato de Supervisores, Duncan Araya, quien detalló que el estamento rol A mantiene una mesa, junto con la administración, que trabaja en la transformación de Chuquicamata. Proceso para el que apuestan a una reconversión de todos los profesionales, en virtud de un acuerdo que el dirigente asegura ha sido refrendado tanto por la pasada como por la actual administración.

“Por lo tanto, lo que nosotros estamos diciendo es que tenemos la oportunidad de reconvertir a todos los profesionales de nuestro sindicato, para que puedan ser parte del proyecto de transformación de la mina subterránea (…) para eso solicitamos que todos los supervisores, independiente de su edad, puedan tener la opción de postular , prepararse y capacitarse para ser parte del nuevo modelo de minería subterránea… la empleabilidad es la clave”, explicó.

Araya agregó que incluso ya están de acuerdo con la administración para hacer pasantías de los supervisores en El Teniente, “para que empiecen a ver y aprender qué es la minería subterránea, teniendo presente también que no todo el mundo llegará a la mina subterránea, pues los procesos normales de Chuquicamata, como las plantas, los servicios, todo eso, va a seguir operando”.

El dirigente añadió que en el caso de la línea de supervisión “hoy no nos sobra gente, por así decirlo. Nuestra dotación está al día, por lo tanto, eso nos ayudará a que la gente que vaya a la subterránea pueda ser gente nuestra e ir supliendo los puestos de trabajo que van quedando”, dijo.

CARILLÓN ONLINE
PROGRAMACIÓN
CONTACTO
Av. Central Sur 2091, Villa Ayquina, Calama
(055) 2 335 191 - 2 335 199
contacto@radiocarillon.cl
ECONOMÍA
PRECIO DEL COBRE